Refuerce las capacidades de su negocio y reduzca sus gastos aprovechando la economía compartida y la subcontratación de servicios.

Si el futuro del lugar de trabajo está en las horas de trabajo flexibles, el “hot desking” y el tiempo opcional en la oficina, se deduce que la tecnología debe adaptarse a las necesidades cambiantes de las empresas.

El negocio de la economía compartida

Cuando se trata del mundo de los negocios, la economía compartida tiene un potencial enorme para aumentar los beneficios e impulsar la eficiencia, al reducir los gastos mediante los lugares de trabajo colaborativos, las tecnologías compartidas y el espacio de oficina colectivo. En octubre de 2016, WeWork recaudó 260 millones de dólares en inversión, ofreciendo una predicción positiva para el futuro del espacio compartido.

La misma idea de colaboración puede existir con su proveedor de dispositivos y servicios. Subcontratar los elementos esenciales de su negocio a un proveedor experto significa que gana un socio que puede aconsejar y proporcionar la tecnología correcta para las necesidades de sus usuarios y la visión general de su empresa.

Entonces, ¿qué otros negocios pueden apuntarse al carro de la economía compartida?

Activos sin usar: Las oficinas están llenas de activos que otros podrían encontrar útiles, como impresoras o máquinas de fax. Floow2 es un mercado online en el que las empresas pueden alquilar su tecnología y equipamiento.

Espacio vacío: Con el aumento del trabajo remoto, se están liberando espacios en las empresas en todo el mundo y las organizaciones pueden monetizar sus salas de reuniones o escritorios extra. Pruebe LiquidSpace si quiere sacarle partido a su espacio.

Préstamos: las plataformas de préstamos como Funding Circle ayudan a las PYME a evitar las complejas condiciones de un préstamo bancario.

La adopción extendida de la nube y el acceso a una tecnología más avanzada y sencilla han catapultado la popularidad de la economía compartida, la subcontratación y los planes basados en el consumo. También ha liberado a los negocios de las limitaciones de tener que poseer equipamiento y espacio, y han ayudado a los gerentes a recuperar el tiempo perdido en resolver problemas y actualizaciones tecnológicas y de IT, tiempo que ahora pueden invertir en las áreas más importantes del negocio.

Como ocurre con la mayoría de los mejores escenarios posibles del negocio, puede ser difícil encontrar los recursos para los cambios dentro de la misma empresa. Es aquí donde los beneficios de un proveedor de servicios gestionados podrían facilitar un cambio positivo en una empresa. Por ejemplo, la supervisión constante de HP DaaS con Análisis y Gestión proactiva ayuda a mantener la infraestructura segura y a que sus dispositivos funcionen con un rendimiento óptimo.

Cuando todos sus terminales están siendo gestionados por un proveedor, puede conseguir una red más cohesiva y completamente cubierta. Sobre todo, el modelo de subcontratación de DaaS transforma todo su negocio, con un ahorro en costes y tiempo, y una mayor eficiencia en todos los departamentos.

Consulte la infografía para descubrir las principales ventajas de usar un modelo “Device as a Service”

Fuente: HP